Síndrome HELLP

shppp

Definición

  • Es un grupo de síntomas que se presentan en las mujeres embarazadas que padecen:
  • (H de “hemolysis” en inglés): hemólisis (la descomposición de glóbulos rojos)
  • (EL de “elevated liver enzymes” en inglés ): enzimas hepáticas elevadas
  • (LP de “low platelet count” en inglés): conteo de plaquetas bajo

Nombres alternativos

Causas, incidencia y factores de riesgo

No se ha encontrado una causa para el síndrome HELLP.

Este síndrome se presenta en aproximadamente 1 a 2 de cada 1,000 embarazos y en el 10-20% de las mujeres embarazadas con preeclampsia o eclampsia severa.

Casi siempre, el síndrome se presenta antes de que el embarazo esté cerca de las 37 semanas. Algunas veces, se puede manifestar en la semana posterior al nacimiento del bebé.

Muchas mujeres presentan presión arterial alta y se les diagnostica preeclampsia antes de que presenten el síndrome HELLP. Sin embargo, en algunos casos, los síntomas de HELLP son la primera advertencia de preeclampsia y la afección se diagnostica erróneamente como:

  • Gripe u otra enfermedad viral
  • Colecistopatía
  • Hepatitis
  • Púrpura trombocitopénica idiopática (PTI)
  • Reagudización del lupus
  • Púrpura trombocitopénica trombótica

Síntomas

  • Fatiga o no sentirse bien
  • Retención de líquidos y aumento de peso en exceso
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas y vómitos que siguen empeorando
  • Dolor en el cuadrante superior derecho del abdomen
  • Visión borrosa
  • Sangrado nasal u otro sangrado que no para fácilmente (raro)
  • Crisis epiléptica o convulsiones (raro)

Signos y exámenes

  • Durante el examen físico, el médico puede descubrir:
  • Sensibilidad abdominal, especialmente en el cuadrante superior derecho
  • Agrandamiento del hígado
  • Hipertensión arterial
  • Hinchazón en las piernas

Las pruebas de la función hepática (enzimas hepáticas) pueden estar altas y los conteos de plaquetas pueden estar bajos. Una tomografía computarizada puede mostrar sangrado dentro del hígado.

Se realizarán exámenes sobre la salud del bebé.

Tratamiento

El tratamiento principal es dar a luz al bebé lo más pronto posible, incluso si éste es prematuro. Los problemas con el hígado y otras complicaciones del síndrome HELLP pueden empeorar rápidamente y ser dañinos tanto para la madre como para el bebé.

El médico puede inducir el parto administrando fármacos para iniciar el trabajo de parto o puede llevar a cabo una cesárea.

Usted también puede recibir:

  • Una transfusión de sangre si los problemas de sangrado se tornan graves
  • Corticoesteroides para ayudar a que los pulmones del bebé se desarrollen más rápido
  • Medicamentos para tratar la hipertensión arterial

Expectativas (pronóstico)

Cuando la enfermedad no se trata oportunamente, hasta 1 de cada 4 mujeres afectadas presenta complicaciones serias. Sin tratamiento, un pequeño número de mujeres muere.

La tasa de mortalidad entre bebés nacidos de madres con síndrome HELLP depende del peso al nacer y del desarrollo de los órganos del bebé, especialmente de los pulmones. (Ver también: prematuridad).

El síndrome HELLP puede retornar hasta en 1 de cada 4 embarazos futuros.

Complicaciones

Puede haber complicaciones antes y después de dar a luz al bebé, incluyendo:

  • Coagulación intravascular diseminada (CID), un trastorno de coagulación que lleva a sangrado excesivo (hemorragia)
  • Líquido en los pulmones (edema pulmonar)
  • Insuficiencia renal
  • Insuficiencia y hemorragia del hígado
  • Separación de la placenta de la pared uterina (desprendimiento prematuro de placenta)

Después de que el bebé nazca y el síndrome HELLP tenga tiempo para mejorar, la mayoría de las complicaciones desaparecerán.

Situaciones que requieren asistencia médica

Si se presentan síntomas del síndrome HELLP durante el embarazo:

  • Consulte con el obstetra de inmediato
  • Llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos)
  • Acuda al servicio de urgencias

Aunque no existe una forma conocida de prevenir el síndrome HELLP, es importante que todas las mujeres embarazadas comiencen los cuidados prenatales de manera temprana y los continúen a través del embarazo. Esto le permite al médico encontrar y tratar oportunamente afecciones como este síndrome.

SaludMédica.com