Semblanza de la Laparozcopia

laparoscopia

El nacimiento de la cirugía laparoscópica no fue a causa de una sola persona, sino del trabajo y la aportación de varios médicos, la adaptación de instrumentos utilizados para otros fines y la realización de   procedimientos completamente nuevos a partir de las necesidades propias de la época en que fueron desarrollados.
La colecistectomía laparoscópica, en 1984, el Dr. Erich Mühe, inspirado por el trabajo realizado por el Profesor Semm y sus apendicectomías, además de los procedimientos endoscópicos realizados en el Internal Clinic de la Universidad de Erlangen, Alemania, desarrolló la técnica para extraer la vesícula biliar por pequeñas incisiones. Con el paso del tiempo, desarrolló el llamado Galoscopio, además de que estandarizó el uso de la aguja de Veress para la introducción de dióxido de carbono a la cavidad abdominal.

En 1990, se inicio la Laparoscopia en la ciudad de Puebla por el Dr. Luis Gonzaga Gerardo Sánchez Brito, con la colecistectomía laparoscópica a través de 4 orificios (5, 5, 10, 10

mm) siendo esta la técnica mas utilizada hasta la actualidad.

1992 marcó el comienzo de la cirugía laparoscópica por un orificio en el ombligo (puerto único) mediante la realización de apendicectomías por parte del Dr. Pelosi. Esta técnica se encuentra en debate. Las desventajas son el riesgo de hernia umbilical consecuencia de una incisión más grande en el ombligo y su consecuencia estética y mayor dificultad para la realización de la cirugía por parte del cirujano.

En el 2004, se integra la técnica N.O.T.E.S (Natural Orifice Translumenal Endoscopic Surgery) o cirugía por los orificios naturales del cuerpo,  la cual engloba un conjunto de nuevas vías de abordaje laparoscópico. Se fundamenta en la posibilidad de realizar técnicas quirúrgicas intraperitoneales mediante la entrada en la cavidad peritoneal a través de los orificios naturales del cuerpo (esto es, a través del estómago, vagina, recto, vejiga) pero ha caído en desuso por las dificultades técnicas para hacer la cirugía, tiempos prolongados y encarecimiento del costo del procedimiento.

Hasta hoy, la principal ventaja de la cirugía laparoscópica es la rápida recuperación del enfermo, con la reincorporación laboral en un tiempo que sigue asombrando a propios y extraños, las heridas pequeñas, el menor dolor y el empleo de menos analgésicos.

En el Hospital Beneficencia Española de Puebla, desde hace 24 años se realiza la cirugía laparoscópica y con este método se operan diversos órganos tales como: el hígado, vesícula biliar, páncreas, bazo, apéndice, glándulas suprarrenales, útero, colon, corrección de hernia hiatal y reflujo gastroesofágico y varios más, con excelentes resultados.

El Dr. Carvalho, en Brasil, en conjunto con la Empresa Storz de Alemania, diseñó en el 2014 mini instrumentos de 3mm de diámetro.  Con ellos es posible realizar las técnicas quirúrgicas laparoscópicas antes mencionadas superando las ya ventajas de la laparoscopía de 5 y 10mm, dado que ahora con el uso de instrumentos de 3mm el dolor es mínimo, la cicatriz es puntiforme, el paciente se recupera aún más pronto, prácticamente no requiere la ingesta de analgésicos y su incorporación a sus actividades diarias es todavía más pronta.

En la Beneficencia Española de Puebla, desde Febrero 2015 el Dr. Luis Gonzaga Gerardo Sánchez Brito, previo entrenamiento en Orlando, Florida, con el Dr. Carvalho, ha estado realizando la cirugía laparoscópica que desde hace 25 años inició, pero ahora con los mini instrumentos de 3mm, con las ventajas que esto conlleva y con resultados excelentes en beneficio de los pacientes que requieren resolver sus problemas quirúrgicos por esta vía.