¿Embarazada? Estas son las recomendaciones de nutriólogos para no subir tanto de peso

“Tienes otro ser humano creciendo dentro de ti, por supuesto que tienes que comer por él también” y “aprovecha que estás embarazada y come todo lo que tengas ganas” son algunos de los “consejos” que a menudo reciben las futuras mamás.

Pero ¿acaso es cierto que deberían comer por dos? La realidad es que no, eso es una excusa en la que muchas se refugian para comer absolutamente todo lo que quieren y sentirse libre de culpas. Es comprensible y de seguro muchas lo han hecho alguna vez, pero los médicos no recomiendan subir demasiado de peso durante el embarazo, tanto por la salud de la madre como por la del bebé.

Por eso, si quieres que sea un embarazo saludable para ti y para tu bebé, lo mejor será que sigas estos consejos…

¿Comer el doble?
La cantidad de calorías extras que necesitas consumir no es el doble: durante los 3 primeros meses de embarazo lo recomendable es consumir alrededor de 1.800 calorías diarias, durante el segundo trimestre 2.200 y en los últimos 3 meses 2.400.

¿Qué comer?
Otra concepción errada que se tiene sobre el embarazo es que es el momento ideal para satisfacer todos los antojos y comer todo aquello de lo que siempre te privas. Si bien es una etapa en la que les podemos hacer más caso a nuestros antojos, es muy importante no perder de vista que todo lo que comemos es lo que nutre al bebé, por lo nuestra prioridad debe ser consumir alimentos sanos y ricos en nutrientes.

Ingerir comida con alto contenido de azúcar y grasa saturada puede tener consecuencias negativas para el bebé y también para ti, claro.

Los alimentos más recomendados, entonces, son las frutas, las verduras y las proteínas magras. También es importante el consumo de carbohidratoscomplejos y grasas insaturadas.

Ejercicio: ¿sí o no?
Hay un mito de que no se debe realizar ejercicio durante el embarazo porque podría ser peligroso. No obstante, los médicos aseguran que practicar un deporte (por más leve que sea) es esencial para que tanto la madre como el niño se mantengan en buena forma en los 9 meses. Lo más conveniente es que cada mujer consulte con su médico sobre cuáles son las mejores opciones para su caso.

Algo tan simple como una sesión de yoga de 10 minutos o una caminata pueden marcar la diferencia a la hora de mantenerte en forma. Las mujeres con embarazos libres de complicaciones realizan al menos 150 minutos de ejercicio aeróbico por semana a una intensidad moderada.

Suficiente descanso
Encontrar una posición cómoda para dormir durante el embarazo (especialmente en los últimos meses) puede ser todo un desafío. De todas formas, es muy importante que la madre descanse al menos 8 horas por noche, ya que la falta de sueño puede contribuir al aumento de peso y al enlentecimiento del metabolismo y así provocar más apetito.

¿Cuánto está bien subir?
Es un hecho que las mujeres suben de peso durante el embarazo, pero la cuestión está en cuánto aumentan y cuál es la cantidad que en realidad deberían aumentar. Según el Instituto de Medicina en Estados Unidos, las mujeres cuyo peso está por debajo del normal deben aumentar entre 12 y 18 kilos, aquellas con peso normal deben aumentar entre 11 y 15 kilos, las que tienen sobrepeso deben aumentar entre 6 y 11 kilos, y las que padecen obesidad deben subir entre 4 y 9 kilos.

Riesgos
Un estudio realizado en el Centro para la prevención y el control de enfermedades en Estados Unidos halló que el 47 % de las mujeres que daban a luz habían engordado demasiado durante su embarazo. Y esto no solo pone en riesgo su salud, sino que también implica un daño para el bebé que puede nacer con un tamaño demasiado grande, provocar problemas en el parto y luego desarrollar obesidad durante sus primeros años de vida.

Un problema muy común que también se da en mujeres es que no logran deshacerse de los kilos extra del embarazo y eso tiene consecuencias negativas en su salud como el aumento de azúcar en sangre y la diabetes. Lo más recomendable es que cada futura madre acuerde con su médico qué dieta debería seguir y hasta cuántas kilos puede subir. Es esencial el consumo de frutas, verduras y proteínas, pero también se debe dar lugar a los antojos no tan saludables de vez en cuando.