Diabetes durante el embarazo

emba

La Diabetes gestacional es la presencia de niveles de glucosa alta en la sangre que se diagnostica durante el embarazo.

No se sabe con exactitud que causa la diabetes gestacional, pero existen algunos indicadores; Las hormonas de la placenta ayudan al desarrollo del bebe, pero estas mismas impiden o bloquean la acción de la insulina, hormona que se encarga de introducir la glucosa a la célula para que pueda aprovecharse en ella y crear energía. Cuando su acción está bloqueada por estas hormonas hay una concentración aumentada de glucosa en la sangre y se produce hiperglucemia y diabetes como tal.

La diabetes gestacional generalmente empieza en la mitad del embarazo. Todas las mujeres embarazadas deben recibir una prueba oral de tolerancia a la glucosa entre las semanas 24 y 28 del embarazo para detectar la afección. Las mujeres que tengan factores de riesgo para este tipo de diabetes pueden hacerse este examen más temprano en el embarazo.

Es importante el tratamiento, pues la falta de control de este problema puede afectar al bebe. Cuando una mujer tiene diabetes gestacional su páncreas trabaja demasiado para producir insulina, pero la insulina no disminuye los niveles de glucosa por lo antes mencionado. La insulina no pasa a través de la placenta pero la glucosa y otros nutrientes si lo hacen. Por lo tanto, demasiada glucosa pasa por la placenta dando al bebe niveles elevados de glucosa. Esto causa que el páncreas del bebe produzca mas insulina para disminuir sus niveles.

Como el bebe recibe más energía de la que necesita para el crecimiento, el exceso de energía se convierte en grasa. Este exceso de grasa puede llevar a la macrosomía (bebe grande con un peso mayor o igual a 4 kg). Estos bebes pueden tener problemas en la salud y se convierten en niños con riesgo de obesidad y adultos con riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

El tratamiento para la diabetes gestacional incluye un plan especial de alimentación y un programa de actividad física. También puede incluir pruebas diarias de la glucosa en la sangre e inyecciones de insulina. La mujer embarazada necesita ayuda por parte de su médico, enfermera u otro asistente para su tratamiento para que la diabetes gestacional se modifique según lo necesite.