Banco de sangre

¿Qué es el banco de sangre?

El banco de sangre es el establecimiento autorizado para obtener, recolectar, analizar, fraccionar, conservar, aplicar y proveer sangre humana así como los componentes de la misma, bajo los lineamientos de la ley general de salud y normas vigentes en este rubro.

Es decir se encarga de seleccionar a los voluntarios sanos para donar, recolectar la sangre, estudiarla (para detectar enfermedades infecciosas como el SIDA, Hepatitis B, Hepatitis C, Sífilis y Brucelosis, Chagas), separarla en sus componentes (no se utiliza tal cual se obtiene del donante) paquete globular, plasma y concentrado plaquetario y conservarlos adecuadamente, para tenerlos disponibles para los pacientes que tienen deficiencia de algún componente o perdidas por accidentes, cirugías o por enfermedades sistémicas.

Actualmente para llevar a cabo una transfusión, la sangre se separa en sus componentes y se obtiene concentrado eritrocitario, plasma fresco congelado, concentrado plaquetario y crioprecipitado cada componente proporciona diferentes elementos durante su administración y se conservan a diferentes temperaturas y fechas de vigencia.

¿Qué es una transfusión sanguínea?

Procedimiento a través del cual se suministra sangre o cualquiera de sus componentes a un ser humano, solamente con fines terapéuticos.

Los componentes sanguíneos son eritrocitos, plasma, plaquetas, crioprecipitado que dona una persona para transfundirse

¿Por qué donar sangre?

La sangre es el tejido líquido que recorre el organismo, a través de los vasos sanguíneos que transporta las células necesarias para llevar a cabo las funciones vitales (respirar, formar sustancias, defenderse de agresiones).
La sangre es un tejido que únicamente se obtiene de una persona (donante) y no hay otra fuente, por lo que el banco de sangre solicita la reposición de la sangre que se transfunde a algún paciente y la donación altruista, para atender a los pacientes que lo requiere.