Aplican con éxito novedosa cirugía de cáncer de colon

colonCiudad de México. El cáncer de colon se origina a partir de un descontrolado crecimiento de células dentro de las paredes del intestino o recto. Ello deriva en la generación de pólipos malignos que pueden resultar asintomáticos en etapas tempranas; sin embargo, de no tratarse, éstos crecen y pueden ocasionar tumores malignos que generan daños digestivos mayores.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía  (INEGI) reportó que en México durante el 2010, del total de muertes provocadas por cáncer, 5.4 por ciento fueron por el localizado en colon.

A fin de disminuir el porcentaje de decesos por este padecimiento, especialistas del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), han aplicado con éxito la “colectomía laparoscópica”, cirugía de mínima invasión en donde se hace uso de dispositivos médicos de última tecnología que permiten una menor pérdida de sangre durante la intervención, así como una recuperación más rápida y con menos dolor.

La cirujana oncóloga Itzel Vega Sarmiento, explicó que actualmente existen diversos métodos para diagnosticar la enfermedad, entre los que se encuentra el tacto rectal, la utilización de un colonoscopio, que a partir un sistema de visión puede detectar lesiones como pólipos e indicar la localización exacta del tumor, la biopsia para analizar microscópicamente algún tejido del colon, además de la detección de sangre en heces por parte del paciente.

Asimismo, indicó que en caso de resultar positivo alguno de los estudios, el cáncer puede ser tratado de diversas maneras, entre las que se encuentran la quimioterapia que consiste en el uso de fármacos para destruir las células cancerosas, al igual que la radioterapia, utilizando rayos X con el mismo objetivo.

No obstante, la doctora Vela enfatizó en la aplicación de la colectomía laparoscópica, ya que es una intervención poco invasiva en la que después de ser anestesiado el paciente se realizan cortes pequeños en su abdomen para que a través de un laparoscopio, que contiene una cámara, se pueda observar el estado de los órganos y así hacer un diagnóstico más efectivo.

De esta manera se examina el intestino grueso para hallar las zonas afectadas, que al ser detectadas, se procede al siguiente paso, que es llenar de gas el abdomen del paciente para poder expandirlo y trabajar mejor en la zona afectada.

Es así que con dispositivos médicos de tecnología avanzada se extirpa la parte del colon dañada y finalmente los extremos restantes a la amputación son unidos de nuevo a través de suturas o “engrapadoras”.

A decir de la cirujana, el método, que debe ser aplicado por doctores con entrenamiento adecuado en cirugías de mínima invasión, ha tenido éxito gracias a los innovadores aparatos fabricados por Johnson & Johnson que ayudan a disminuir el tiempo de operación y facilitan los procesos durante la misma.

Importante conocer sobre el cáncer de colon

Algunas de las causas del padecimiento son obesidad, inactividad física, dieta rica en carnes rojas o procesadas, tabaquismo, genética y diabetes tipo dos. En caso de contar con la enfermedad, algunos de los síntomas posibles son la diarrea constante, dolor abdominal, cansancio y fatiga, así como pérdida de peso sin razón.

De no tratarse, el tumor puede derivar en el bloqueo de colon y con ello el uso de bolsas externas al cuerpo para evacuar, además de la posible metástasis que es la expansión del cáncer a otros órganos.

Por otra parte,  cabe mencionar que en el mundo, éste padecimiento ocupa el cuarto lugar en incidencia, en América Latina, su frecuencia se estima en 12 por cada 100 mil habitantes.  Asimismo, en Estados Unidos es el tercer tipo de cáncer más común y en México 3.5 por ciento de los nuevos casos diagnosticados anualmente son de cáncer colorrectal, de los cuales, cerca del 70 por ciento son hallados en etapas avanzadas.

Aproximadamente 90 por ciento de los casos de cáncer de colon se manifiestan a partir de los 50 años, ya que el tiempo que transcurre entre la aparición de células anormales y el crecimiento del pólipo hasta la aparición del cáncer es de aproximadamente 10 a 15 años