Anestesiología

 anestesio

 

¿Qué es la anestesia?

La anestesia se define como la pérdida de sensación con o sin pérdida de conciencia. En realidad es más que eso. Además de mantener al paciente libre de dolor durante la cirugía, la anestesia controla la reacción del cuerpo a la tensión emocional y alivia el miedo y la ansiedad que casi siempre se asocian con la cirugía.

La anestesia puede comenzar con una inyección, o con la inhalación de gases mezclados con oxígeno. A veces se emplea una combinación de estos métodos.

La anestesia puede ser local, regional, general o una combinación de estas. Con una técnica de anestesia local usted permanece consciente, pero la parte de su cuerpo que requiere la cirugía queda insensible al dolor. Con una técnica de anestesia regional usted está consciente, pero el área completa de su cuerpo donde se realizará la cirugía queda insensible al dolor.

Con una técnica de anestesia general usted queda inconsciente y todo su cuerpo libre de la sensación de dolor. Una persona puede recibir más de uno de estos tipos de técnicas anestésicas durante el mismo procedimiento quirúrgico. Por ejemplo, puede recibir anestesia espinal para controlar el dolor en la parte baja del cuerpo y también anestesia general para que permanezca inconsciente durante la cirugía.

Una de las tareas más importantes de su anestesiólogo es evaluar su estado médico perioperatorio, a fin de seleccionar la técnica anestésica  más segura y adecuada para su cirugía. La “elección” entre anestesia general y/o regional no es tan sencilla como decidir si quiere permanecer despierto o dormido durante su operación. Hay ciertas condiciones médicas que pueden requerir más el empleo de una que de otra. La elección final de la anestesia que usted reciba dependerá de sus circunstancias particulares: el tipo de operación y la duración de la misma, su historial médico, quirúrgico y su estado físico. El equipo de anestesia, después de consultar con su cirujano, discutirá las diferentes opciones en su caso.

¿Quién la aplica?

El responsable de acto anestésico es un médico especialista, quien se ha capacitado mediante un programa completo de entrenamiento durante tres años para obtener el grado de la especialidad; al término de la residencia de anestesiología y en algunos casos, el entrenamiento se extiende a la superespecialización en diversas  áreas. El aplicará todos sus conocimientos de medicina, ocupando un lugar preponderante en el equipo que interviene en la sala de operaciones; el anestesiólogo es el responsable de la atención y cuidado anestésico durante el acto quirúrgico, además cuidará que durante el mismo usted esté confortable. Este cuidado incluye el mantenimiento y la regulación de los cambios sobre las funciones vitales (respiración, presión arterial, frecuencia cardiaca, etc.) que pudieran verse modificadas durante la cirugía o en el periodo de recuperación. Durante este último periodo el anestesiólogo continuará su cuidado en el que se incluye el manejo adecuado del dolor postoperatorio hasta que sus condiciones sean estables.

El anestesiólogo también participa en el trabajo que se realiza en las Unidades de Cuidados Intensivos donde colabora en el restablecimiento de la condición general del paciente en estado crítico.

Durante el trabajo de parto y/o cesárea el anestesiólogo será responsable de proveer alivio del dolor a la madre y tendrá bajo su cuidado tanto a la madre como a su bebé hasta el momento del nacimiento, cuando un médico pediatra se hará cargo de los cuidados del recién nacido.

  • Dr. Bernal Cano José Jaime
  • Dr. Montero Solano Eduardo Rodolfo
  • Dr. Rojas Valle Armando