5 señales de que el dolor abdominal podría ser cáncer de páncreas

Es inevitable no aterrarse con la palabra «cáncer» de por sí (a pesar de que ese estereotipo debería dejarse atrás), pero cuando se conoce cuál es el órgano que acompaña a esta palabra, ese terror puede aumentar o disminuir. «Páncreas» es una de las últimas que queremos escuchar, ya que es uno de los tipos de cáncer más peligrosos y con menor tasa de supervivencia.

Según especialistas, una de las razones por las que este cáncer es tan difícil de curar es porque detectarlo a tiempo es casi imposible. Y al ser el dolor abdominal un síntoma tan común, hay otros síntomas del cáncer de páncreas de los que deberías estar al tanto.

1. Aspecto de las heces
Si notas que el aspecto de la materia fecal es diferente a siempre, tal vez deberías prestar más atención. Cuando las heces se ven muy pálidas y poco densas es un signo de que no hay una absorción adecuada de los nutrientes, una de las funciones que cumple el páncreas con su producción de enzimas para digerir y absorber los nutrientes de los alimentos.

Si notas esto no significa que tengas que preocuparte, pero sí prestar más atención y realizar los estudios correspondientes para asegurarte de que tu páncreas está funcionando bien.

2. Diagnóstico repentino de diabetes
El páncreas es el principal productor de insulina y también el órgano que controla los niveles de azúcar en sangre, pero cuando éste no trabaja adecuadamente, se puede presentar una diabetes de tipo 2. Si tu peso es saludable y mantienes una dieta sana, no deberías desarrollar una diabetes, a menos que tu páncreas esté comprometido.

 

3. Náuseas después de comer comida chatarra
Si te sientes nauseoso después de comer, principalmente comida con alto contenido de grasa, es posible que sea por un problema en el páncreas. Esto se debe a que el páncreas produce enzimas que ayudan al cuerpo a digerir las grasas adecuadamente.

Es por eso que probablemente sientas malestar después de comer alimentos como hamburguesas, pizza, aguacate y otros con mucha grasa.

4. Pérdida de peso abrupta
Perder peso es algo que muchos desean y por lo que se esfuerzan, pero si notas que a pesar de mantener tus hábitos alimenticios de siempre, pierdes más y más peso, tal vez deberías preocuparte. En muchos casos la pérdida de peso está asociada a problemas digestivos o una enfermedad del páncreas.

Por eso es recomendable consultar con un especialista si notas que pierdes demasiado peso sin ninguna explicación.

5. Tipo de dolor abdominal
Si bien el dolor abdominal puede tener infinitas razones para ocurrir en el cuerpo, este dolor es uno de los síntomas más comunes de diferentes condiciones del páncreas. Pero la forma en que se presenta este dolor podría indicar si es una pancreatitis o si es algo más grave como un cáncer.

Si la molestia comienza en el abdomen y se irradia a la parte inferior de tu espalda, podría ser un signo de cáncer de páncreas.

De todas formas, el dolor abdominal a veces se confunde con otros problemas de salud como el reflujo, y por eso es importante prestar atención a otros síntomas que podrían indicar un cáncer de páncreas.

Como ves, el cáncer de páncreas puede ser una enfermedad letal, pero también existen diferentes maneras de prevenirlo a tiempo. Es muy importante que siempre tengas presentes estos síntomas para estar alerta.

La diferencia siempre estará en cuán a tiempo detectas la enfermedad.